MATERIAL

Para mantener la diabetes tipo 1 bajo control, hay que tener acceso a insulina y una enorme cantidad de material:

Afortunadamente, en nuestro país la sanidad pública subvenciona la mayor parte del gasto, pero hay muchos países donde los enfermos no pueden acceder ni a la insulina ni al material, a causa de su elevadísimo coste. En estos países un diagnóstico de DM1 es, a menudo, una sentencia de muerte.

La herramienta Global T1 Map Tool de T1International informa sobre las condiciones de las personas con DM1 en diferentes países del mundo.