SITUACIONES HABITUALES

Incluso cuando la diabetes está bien controlada, las personas tipo 1 fluctúan cada día entre dos extremos opuestos: la hipoglucemia y la hiperglucemia. Ambas situaciones pueden tener consecuencias negativas para la salud (la hipoglucemia a corto plazo y la hiperglucemia a más largo plazo), motivo por el cual es importante corregir-las tan pronto com sea posible.

Se habla de hipoglucemia  cuando el nivel de glucosa en sangre es inferior a 70 mg/dl. Prácticamente todas las hipoglucemias se recuperan rápidamente si se actúa de la manera adecuada cuando se perciben los primeros síntomas. Solamente si la persona llega a perder el conocimiento, se habla de hipoglucemia grave.

Como hay que actuar en cada caso:

Otra situación muy habitual para las personas con diabetes tipo 1 es la hiperglucemia, o valores excesivamente altos de glucosa en sangre.

Como hay que actuar:

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone