Hiperglucemia

La hiperglucemia es el aumento del nivel de glucosa en sangre respecto al valor normal. Desde que empieza a instaurarse hasta que se hace perceptible pueden pasar unas semanas.

En entornos sociales con disponibilidad de insulina es un cuadro muy poco frecuente en personas diabéticas ya diagnosticadas.

Pero es una situación potencialmente grave y presente en el debut de la diabetes tipo 1 en más del 25% de los casos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los días previos al diagnóstico la persona presenta un amplio abanico de síntomas que, a menudo, tardan unas semanas o meses en ser percibidos como tales por parte de los familiares. En nuestro entorno social, sin embargo, es habitual acabar haciendo una consulta a la atención primaria o al servicio de urgencias antes de que se llegue al coma diabético con cetoacidosis.

Algunos de los síntomas que se pueden presentar son:

  • Sed extrema y urgencia para beber en grandes cantidades (polidipsia).
  • Necesidad de orinar con mucha frecuencia (poliuria).
  • Hambre extrema
  • Pérdida de peso rápida
  • Cansancio, malestar general, irritabilidad.
  • Dolor de cabeza (cefalea).
  • Piel seca y sequedad en la boca, a pesar de que se bebe continuamente.
  • Náuseas y vómitos con dolor abdominal difuso.
  • Respiración muy agitada (taquipnea).
  • Aliento con olor dulzón (olor de manzana)

Cetoacidosis diabética

La cetoacidosis diabética es una complicación potencialmente mortal en pacientes con diabetes mellitus y es el resultado de un déficit severo de insulina. Las cetonas (un subproducto de la descomposición de la grasa en situaciones de déficit de insulina) se acumulan en la sangre y los riñones no logran eliminarlas con suficiente rapidez. Estas cetonas son las responsables de la mayoría de los síntomas, que pueden consistir en:

  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Respiración profunda jadeante
  • Olor a fruta en el aliento
  • Dolor abdominal o de pecho
  • Somnolencia, confusión, que puede progresar hasta el coma

La cetoacidosis diabética puede ser el primer síntoma de la diabetes no diagnosticada previamente, pero también puede ocurrir en los diabéticos conocidos debido a una variedad de causas, como enfermedades comunes o mal cumplimiento del tratamiento con insulina.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone