Enfermedad común

En una persona con diabetes tipo 1, cualquier enfermedad menor (proceso gripal, faringitis, gastroenteritis, etc.) puede causar un deterioro en su control metabólico. El estrés de una infección, cirugía, lesión o alteración emocional importante aumenta la secreción de hormonas contrareguladoras y tiende a hacer elevar el nivel de glucosa en la sangre. Durante una enfermedad, a pesar de la falta de apetito y la reducción del consumo de HC, los niveles de azúcar en la sangre suelen aumentar debido al aumento de estas hormonas.

Además de elevar el nivel de glucosa en sangre, las concentraciones elevadas de hormonas contrareguladoras estimulan la producción de cetonas y hacen elevar la concentración en la sangre y en la orina.

En caso de sospecha hay que hacer la prueba de cetonas en la orina con la tira reactiva correspondiente.

Si esta situación no se corrige puede desembocar en una cetoacidosis diabética.

Enfermedad y cetonas positivas: cómo actuar

  • Ofrecer abundantes líquidos NO azucarados para aportar hidratación y eliminar cetonas.
  • Repetir la prueba cada 3 o 4 horas hasta que sea negativa.
  • Si el nivel de azúcar es superior a 250 mg / dl y hay cetonas en la orina inyectar insulina rápida de refuerzo.
  • Si no mejora o presenta síntomas de cetoacidosis diabética contactar con los servicios médicos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone